¿POR QUÉ LOS RICOS SE HACEN MÁS RICOS?

Por: Ing. Alejandro Antelo Saucedo

Es una buena pregunta que podemos habernos hecho más de una vez en la vida ya que vemos personas de éxito que prosperan y se hace más ricos a medida que pasa el tiempo.

Veamos un poco de la filosofía extraída de Kiyosaki. Más de una vez habrás escuchado hablar de los activos, pero en este artículo veremos con detalle qué son y por qué  son tan importantes para la gente rica, y por lo tanto, por qué son también muy importantes para ti.

De hecho, se podría decir que lo activos son la auténtica piedra filosofal para la riqueza.

Entender qué es un activo y comprender la importancia que tienen para tu economía personal puede cambiar tus resultados financieros para siempre.

Los activos son el Santo Grial de la riqueza personal de estas personas, así que vamos a verlo.

¿Qué es un activo empresarial?

En el mundo empresarial se llama activo a todo lo que tiene valor.

Las fábricas, los locales, los vehículos, las patentes y marcas, los productos, las redes de distribución, la maquinaria… todo eso dentro de las cuentas de una empresa se llaman activos.

Son cosas que tienen un valor y podrían ser vendidas para generar liquidez.

Pero vamos a ver que lo que puede ser un activo para una empresa no tiene por qué ser un activo para ti.

¿Qué son los activos personales?

Teniendo en cuenta la explicación anterior, uno puede pensar que sus activos propios serían la casa, el coche, los muebles, los electrodomésticos, las joyas, etc.

Sin embargo, vamos a ver que, aunque estas cosas tienen un valor, realmente a ti no te interesan, y es más, muchos de ellos llamados activos en realidad son pasivos para tus finanzas.

Esta diferencia es muy sutil y podemos confundirnos fácilmente, pero es fundamental entenderla para conocer el secreto de la riqueza.

¿Tienes activos que realmente te hacen rico?

Saber qué activos son los que te interesan y cuáles son los que realmente te van a hacer rico es algo muy sencillo, sólo debes entender una cosa:

Si te da dinero, es un activo. Si no te da dinero, no lo es.

¡Así de simple!

Entonces, ¿tu casa es un activo? ¿tu casa te da dinero? Si la respuesta en «NO» entonces tu casa no es un activo. En la mayoría de los casos una casa quita dinero en impuestos, mantenimiento, pago de hipoteca y otros egresos más.

¿Tu automóvil es un activo? Generalmente no lo es, porque te quita dinero para el seguro, combustible, mantenimiento, impuestos, averías, etc.

¿Y tus joyas? Tampoco son un activo, es verdad que tienen un valor intrínseco que incluso puede ser creciente en el tiempo, pero no son un activo ya que no te generan un ingreso de dinero.

En la mayoría de los casos todas estas cosas no te generan dinero, por lo tanto no son activos, y gran parte de ellas incluso te quitan dinero por lo que en realidad son un pasivo.

Dale click en la foto para elegir tu horario y registrarte.

Conoce estas 7 ESTRATEGIAS
¡Reserva tu lugar GRATIS ahora mismo!

CLICK PARA PARTICIPAR

¡Primero los activos, luego los lujos!

Usemos una historia que leí hace un tiempo:

Una joven tuvo que abandonar la universidad en el primer año porque sus padres ya no podían seguir pagando la pensión. La verdad es que parece que la señorita no quería seguir estudiando porque cuando hay voluntad los medios aparecen.

La joven dejó la universidad y consiguió trabajo como asistente en un almacén. Y así es como empezó a ganar su propio dinero. Entonces, con sus 19 años, se sentía una mujer más independiente y adulta.

Los problemas llegaron después, cuando empezó a pasarle lo mismo que le pasa a quienes adolecen de los más elementales criterios financieros: La joven se comenzó a endeudar. Gasto por aquí y por allá pero nada de ahorro.

Ella vivía un exceso de confianza y no advertía que poco a poco estaba cayendo en la «carrera del hamster». Ni siquiera ganaba mucho, pero eso pasa cuando tienes mentalidad de pobreza: todo es consumo.

Pronto fue el cumpleaños de la mamá, entonces al joven se endeudó nuevamente para regalarle un equipo de sonido. Dos enormes parlantes en la sala de su casa para que su mamá escuche música a todo volumen, pero ella endeudada.

Con 19 años, pagando deudas. Luego hubo problemas en el trabajo, hubo reducción de personal, y a la calle, sin ahorros, sin trabajo y con deudas.

La realidad demustra una cosa: tenemos que pensar en el futuro. Primero, no puedes creer que el sueldo siempre te va a alcanzar. Segundo, no puedes creer que el empleo es seguro. Tercero, tienes que convencerte que para vivir bien debes aprender a utilizar el dinero.

No importa si ahora ganas poco, lo importante es que estés convencido de que tienes que hacer capital.

Ahorro, ahorro, ahorrar para invertir. Si quieres libertad tienes que ganártela haciendo negocios. Así que si ahora eres empleado recuerda que el dinero que recibes debe ser destinado a construir un activo, no a comprar lujos.

¿Quieres zapatos nuevos? ¡Para después!

¿Quieres ropa de buena marca? ¡Para después!

¿Quieres darle buenos regalos a tu familia? ¡Para después!

Por ahora concéntrate en hacer capital, invertir y educarte. Esa es la consigna.

Piensa en el futuro, siembra, invierte dinero en tu negocio, no en los lujos.

 

Deja tu comentario abajo y si te gustó este artículo compártelo en tus Redes Sociales.

===================

¿LUCHANDO CON EL PESO EXTRA?

Descubre por qué muchos no lo logran. Click Aquí 

VENDE ONLINE COMO UN PROFESIONAL

Ingresa Aquí para descargar tu copia en PDF

(Gratis por tiempo limitado)

DESCUBRE LOS BENEFICIOS DEL LIMON

Cómo usar el limón para bajar de peso. Click Aquí 

11 IDEAS DE NEGOCIOS SI PERDISTE EL TRABAJO

Ingresa Aquí para leer el artículo completo

Dale click en la foto para elegir tu horario y registrarte.

Existen estrategias que permiten lograr resultados, aplicarlas pueden hacer la diferencia entre crecer un negocio o verlo agonizar.
¡Reserva tu lugar ahora mismo!

CLICK PARA PARTICIPAR

Comenta con tu cuenta de Facebook