logo AA

3 Claves para aprovechar el TIEMPO

Todos los recursos con los que cuenta un emprendedor pueden perderse y volverse a recuperar, menos el tiempo perdido ya que este recurso es limitado y aplicar estas claves pueden duplicar tu productividad y ayudarte a lograr el éxito en las metas que te planteas.

La gran mayoría de la gente que decide emprender en redes de mercadeo, o cuando trabajan desde casa pierden el enfoque por no manejar adecuadamente estos detalles con al administración del tiempo. Es por ello que tienen una productividad muy baja. 

Existen muchos estudios en distintos países realizados por instituciones como el Banco Mundial que reflejan el alto impacto de la administración del tiempo en la productividad de las empresas.

Para darnos cuenta de esto no hay que ser un genio, simplemente basta con observar a las personas con los mayores resultados en las distintas empresas dentro de las redes de mercadeo como en las empresas tradicionales y el aspecto que tienen en común todas estas personas es su buena administración de su tiempo.

Ahora entremos directamente en materia. Estas son las 3 principales claves para optimizar el uso de nuestro tiempo:

Las 3 claves para usar bien el tiempo:

1. Planificación:

Está por demás hablar de la importancia de la planificación de nuestras actividades, pero sí debemos planificar en 3 niveles. Si tu planificas tu siguiente periodo, generalmente tu siguiente año dividido en periodos mensuales donde estableces metas a lograr en cada uno de ellos y eso te permitirá organizar las actividades principales, todo con el fin de lograr tu objetivo mayor.

Luego deberás planificar cada una de tus semanas, puedes tomarte una hora el sábado o domingo para definir el curso de acción a seguir durante la semana y tener bien claro el panorama de esas acciones.

Y por último debes hacer la programación de tus tareas para el día siguiente, detallando las actividades específicas para ese día; esto te permite levantarte cada día con un propósito claro y evitar la tan insidiosa procrastinación y la actuación improvisada que suele gobernar nuestras acciones, y al iniciar cada día revisaremos nuestra programación diaria en nuestra ageda. En otro articulo profundizaremos más sobre la planificación del tiempo.

2. División en bloques de tiempo

Esto concepto técnicamente se denomina compartimentación y consiste en dividir tu día en bloques bien específicos de tiempo, separando en tu agenda los minutos a cada conjunto de tareas específicas y relacionadas, por ejemplo, si tu tienes un empleo y además eres emprendedor trabajando en tus horas extras, deberás dividir las actividades del empleo en las horas correspondientes a ello y separar en tu tiempo extra (de 2 a 4 horas) bloques para realizar las acciones de tu negocio.

Si sales de tu empleo a las 5 de la tarde, y desarrollas un negocio de redes de mercadeo, pondrás los minutos que le dedicarás a buscar nuevos clientes recurriendo a las redes sociales, hablando con amigos, conocidos y desconocidos, etc.; reservarás los minutos para realizar tus llamadas para realizar las invitaciones para que tus prospectos conozcan tu oportunidad, reservarás otro bloque de minutos para realizar las presentaciones de oportunidad, en otro bloque los minutos para realizar las llamadas o mensajes de seguimiento y otro bloque para entrenar a tu organización ya sea personalmente o con el sistema de tu empresa.

Aplicar esta clave te ayudará principalmente a tener un  enfoque total y pleno en la actividad específica y tu productividad se verá positivamente afectada. Recuerda incluir bloques de tiempo para enriquecer tu vida personal y familiar destinando un tiempo adecuado para ello. Si haces esto podrás incluso triplicar tus resultados.

3. Aprende a decir NO

Esta clave es tan vital que todo lo anterior puede ser insulso si no aprendes a poner límites. Aprende a decir “NO” a todo aquello que te distraiga de ejecutar esas acciones determinadas en tu planificación. 

Es común que recibamos una llamada en ese momento donde un amigo que nos invita a compartir unos momentos y dejamos de realizar nuestras acciones planificadas por no saber poner ese límite, en otro caso puede ser la llamada del jefe en nuestro trabajo que nos pide realizar cosas urgentes que nos sacan de nuestra planificación.

Es por eso que debemos aprender que “es el perro quien mueve la cola, y no la cola la que mueve al perro” ¿Qué quiero decir con esto? Que eres tú quien debe controlar tu vida y no permitas que sean otras personas las que te controlen.

CONCLUSIÓN

Organizar nuestro tiempo es tan determinante que de ello dependerá que tú tengas éxito en los negocios o que sólo seas un fracasado más dentro de la gran mayoría de personas que viven soñando con alcanzar grandes cosas, la mayoría que no intenta nada y otros que se quedan a medio camino. Así que ¡Toma el control de tu tiempo y por ende el control de tu vida!

Si este articulo te resultó útil, compártelo en tus Redes Sociales.