Cómo reconocer a las personas que te harán perder el tiempo en tu negocio

Todo emprendedor de éxito sabe reconocer a las personas con las cuales se asocia. Esto te permite mejorar los rendimientos de tus propias acciónes como las acciones de tu equipo.

Si tú eres un emprendedor sabrás que el optimismo es fundamental para seguir adelante. Muchas personas a la mínima señal de dificultad terminan abandonando cualquier intento y renuncian a sus más preciados sueños y deseos escudándose en la excusa de ser realistas.

La gran mayoría de personas que se autodenominan realistas lo hacen incitados por ese sentimiento de temor al fracaso, temen tanto fracasar que no son capaces de ir detrás de todo aquello que saben que se merecen y con lo que sólo en sus momentos de lúcida locura desearon.

Uno de los casos más comunes son las personas que al verse limitados mentalmente por su ingreso actual que proviene de un empleo o autoempleo dejan de intentar todo aquello que pueda alterar esa falsa ilusión de seguridad que les da la regularidad de aquél ingreso; por ejemplo, si la relación de ingresos y gastos mensuales les permite ahorrar para unas vacaciones deslucidas en una ciudad cercana donde algún familiar les brinde alojamiento, ellos ya no se permiten ni siquiera soñar con llegar algún momento a un lugar con playas, buena comida y un buen servicio a la habitación.

Esas limitaciones autoimpuestas no les permiten pensar en esa posibilidad y terminan negando la realidad de que hay otras formas de generar ingresos de otras maneras diferentes al trabajo convencional donde uno cambia 8 o más horas diarias por unos ingresos limitados e insuficientes.

Hablar con estas personas de la posibilidad de generar ingresos extras, ocupando menos tiempo y que además estos ingresos puedan ser superiores a los generados a tiempo completo con sus actividades regulares, es algo desgastante cuando tú te dedicas a negocios de relaciones tales como las redes de mercadeo, las operaciones en bolsa de valores o sus derivados, negocios por internet, etc.

Estos pseudo-realistas que son negadores de la realidad en la que se mueve el mundo del dinero y los negocios podrán responderte con ataques directos; más si estos son parte de tu entorno familiar o de amigos. Y tú como emprendedor debes estar preparado para este tipo de reacciones.

Por otro lado están los negadores de la realidad escudados en el positivismo. Estas personas son personas que se muestran y aparentan un entusiasmo tal que uno podría equivocarse a la hora de decidir invertir su tiempo con ellos, pues parecen personas determinadas.

Los negadores positivistas terminan con su euforia disfrazada de entusiasmo a la hora de ejecutar las tareas y planes para hacer realidad objetivos y sus sueños. Ellos actúan como el avestruz que oculta la cabeza dentro de la arena cuando se aproxima el peligro y dejan expuesto todo el cuerpo.

Al igual que los pseudo-realistas, los negadores-positivistas te harán gastar una buena dosis de tiempo y energía y si son parte de tu equipo pueden ser un ancla que limite tu crecimiento.

Un emprendedor y líder de equipos de alta productividad entiende estos fenómenos como algo propio de los negocios que incluyen la relación con otros seres humanos y administra adecuadamente su tiempo tanto en el crecimiento de su organización como en la formación de futuros líderes, concentrándose principalmente en los líderes que adoptan una mentalidad de constructores.

Un constructor de equipos tiene dentro de sus cualidades un buen balance entre el optimismo y un buen conocimiento de la realidad en la que se desenvuelve tanto él como toda su organización. Todo emprendedor debe apuntar a ser un constructor que vea la obra de su creación ya terminada teniendo muy en cuenta los recursos con los que cuenta y cuáles son aquellos que debe conseguir para lograr el fin mayor de su emprendimiento.

CONCLUSIÓN

Mantén el balance tanto en ti como en los líderes fuertes de tu organización equilibrando el optimismo con una adecuada percepción de la realidad, inculcando en los miembros de tu equipo las ganas de lograr todo aquello que desean si ponen en práctica los mismos principios de aquellos que ya lo lograron.

El reto de los sueños no está en lograrlos, sino en dar un paso detrás del otro cuando no puedes ver el progreso.

 

Este artículo puede ayudar a otras personas, compártelo en tus Redes Sociales.